Páginas vistas en total

Amour courtois

Amour courtois
Drutz et "midons"
"...Entonces me verás...y mi muerte, más elocuente que yo, te dirá qué es lo que se ama cuando se ama a un hombre..." (Pedro Abelardo a Eloísa)

jueves, 27 de diciembre de 2012

Amor hereos

Existe una larga tradición en el pensamiento occidental que se refiere al tema del amor y a sus manifestaciones. Ya Platón, en su Fedro, se preguntaba por las tretas del amor y advertía del carácter alterado de un amante, aquel que en su enamoramiento a menudo toma decisiones de las que suele arrepentirse luego. Pero es en la Edad Media cuando la idea del amor como un padecimiento físico se afianza y el mal de amor empieza a figurar incluso en los tratados médicos de la época. 

En un texto llamado Questiones Super Viaticum, (1250), Pedro el Hispano, teólogo y médico, describe las características de cierta dolencia llamada amor hereos, aegritudo amoris, es decir, la enfermedad del amor.
Pocos años antes Andreas Capellanus, también conocido como Andrés el Capellán o André le Chapelain, había escrito un tratado llamado De amore, un texto descriptivo sobre el amor y sus síntomas. Se dice que el autor se basó para esto en El collar de la Paloma: Tratado del amor y los amantes, libro escrito en 1023 por el poeta árabe Ibn Hazm, visir de Abderramán V en el Califato de Córdoba. En dicho tratado Ibn Hazm se refiere a la naturaleza del amor como fuerza externa y poderosa que provoca fuertes reacciones en quien le experimenta. Ambos textos, además, describen un sistema de señales asociadas al amor entre las cuales se encuentran, por ejemplo: la falta de sueño y de apetito, la intensa reacción al oír pronunciar el nombre de la amada, la forma ansiosa de mirar al firmamento o los temblores cuando se aproxima el ser querido.
El libro de Andrés el Capellán define también una serie de reglas y procederes necesarios para identificar al verdadero amor. Hacen parte de sus características el que el caballero profese su total devoción a una sola mujer y que a ésta muestre absoluta lealtad a través de obras y sacrificios. Este tipo de afecto, llamado también del "amor cortés", tiene lugar tan sólo entre personas nobles y no ocurre jamás dentro del matrimonio. La filosofía del amor cortés se corresponde con el imaginario de la lealtad feudal que ubica a la amada en el lugar del señor frente al vasallo y a menudo también en el sitio del creyente ante su fe.


Para citar tan sólo un caso entre los muchos célebres enfermos de amor de la literatura de Occidente, cabe mencionar a Leriano, protagonista de Cárcel de amor; el propio Amadís de Gaula; Calisto en La CelestinaDon Quijote de la Mancha quien en la Sierra Morena, emulando a Amadís, realiza una penitencia de amor caballeresca; Orlando- también conocido como Rolando, Roldán o Roland- padece del mal por Angélica en el Orlando furioso de Ludovico Ariosto, hipertexto del Orlando innamorato de Mateo Boiardo. Los grandes poetas como Shakespeare, Quevedo, Lope de Vega, Garcilaso, Sor Juana Inés de la Cruz y José Asunción Silva manifestaron literariamente esta tradición del amor hereos, la inexplicable dolencia que consume todo aliento y todo lo gobierna y de la cual, no obstante, nadie quiere salvarse.
Una de las más prolijas y antiguas formas de aproximar el tema del amor en la literatura ha sido la personificación del sentimiento en figuras que resaltan su carácter impredecible y travieso. Pensamos, por supuesto, en Cupido o en relatos sobre poderosos brebajes que suspenden la capacidad de razonar del amante. Así, desde el hechizo de Tristán e Isolda hasta el conjuro de Celestina, se suele atribuir a un factor ajeno, externo, esta cualidad, de la cual el enfermo no es culpable en absoluto. Por ello existe una tradición que habla del amor como padecimiento físico, esto es, una enfermedad como cualquier otra, con síntomas, tratamientos y -sólo en ciertos casos- cura.
Los griegos tienen cuatro palabras que se traducen por la sola palabra española “amor”:


  • eros, se refiere al amor romántico, el amor entre los sexos;
  • storgé, que es el amor entre los miembros de la familia;
  • filía, que se refiere al cariño que se siente por los amigos.
  • ágape, un amor basado en principios más bien que en emoción o egoísmo. El mas importante es el amor agape por que es el amor que dios da desinteresadamente y el que todo cristiano debe de tratar de cultivar



sábado, 24 de noviembre de 2012

1° Simposio Internacional de Jóvenes Medievalistas

Mar del Plata, 7 al 10 de mayo de 2013


Dirigido a investigadores menores de 33 años de edad (cumplidos al 31 de enero de 2013), con titulación terciaria o universitaria, interesados en cuestiones y temas de la Edad Media, en cualquiera de las disciplinas de estudio. En todos los casos las presentaciones serán individuales, pudiéndose presentar solamente un trabajo por autor. No se aceptarán presentaciones cuyos autores hayan obtenido el título de Doctor o equivalentes. 
La convocatoria se extenderá del 1 de octubre de 2012 al 31 de enero de 2013, fecha en la que se canalizarán los trabajos recibidos hacia el comité científico, todos reconocidos investigadores del ámbito del medievalismo, que no se dará a conocer hasta la publicación de los resultados de la selección. Se persigue con esta medida (y así se ha acordado con los profesionales escogidos) que el proceso de decisión por parte de los autores se guíe exclusivamente por motivos científicos y de oportunidad.  
En el transcurso de la segunda quincena de marzo, la organización comunicará la resolución del comité científico, que en todos los casos será inapelable. Se seleccionarán 12 (doce) trabajos: 8 (ocho) titulares y 4 (cuatro) suplentes, teniendo en cuenta los siguientes cupos: 2 para extranjeros, 2 para el interior de la República Argentina, 4 libres (suplentes 1, 1, 2 de acuerdo al mismo esquema). Los trabajos deberán tener un puntaje mínimo de 7,50 (siete con cincuenta) sobre una escala de 10 (diez) para poder participar.

Los 12 (doce) trabajos seleccionados serán publicados (en los formatos que oportunamente se dispusiera) pero solamente participarán del encuentro los 8 (ocho) de mayor puntaje, que serán considerados “titulares”. De igual modo todos los seleccionados gozarán de una membresía anual en la Sociedad Argentina de Estudios Medievales sin costo alguno.
Los autores de estos estudios “titulares” serán hospedados a cargo de la organización, durante cuatro noches. Los almuerzos y las cenas también correrán a cuenta de la organización. La ausencia exime a la organización tanto de cualquier compensación económica como de la publicación del trabajo.

Las actividades de los jóvenes medievalistas consistirán en:
1. Reuniones de trabajo los tres primeros días de la convocatoria,
2. Cursado de un seminario de posgrado con puntaje acreditado por la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata,
3. Participación en actividades abiertas a la comunidad universitaria el último día junto con miembros de la Sociedad Argentina de Estudios Medievales y de la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Los estudios tendrán que ajustarse a las siguientes condiciones de presentación:
- El idioma oficial del simposio es el castellano y en esta lengua se han de presentar los trabajos.
- La extensión máxima de los trabajos será de  20 folios A4, en los cuales se incluirán dibujos, cuadros u otro tipo de apéndices. Tipo de letra Times New Roman, tamaño 12, a doble espacio y con márgenes globales de 3 cm. Las notas irán al pie, tipo de letra Times New Roman, tamaño 10, a espacio simple.  En caso que un trabajo deba contener tipografías especiales, el autor deberá ajuntar al envío por e-mail y a la versión escrita  un soporte electrónico con los True Types correspondientes para su inserción en el texto enviado, además de la respectiva traducción y transliteración al castellano, para guía de los editores. Se deberá enviar en formatos Microsoft Word 2010 y PDF.

Para más información, se puede ingresar en:
http://www.medievalistas.es/
http://www.jovenesmedievalistas.net/

domingo, 22 de julio de 2012

Meraviglie dalle Marche

Durante el mes de julio de 2012, se lleva a cabo la muestra de 600 años de arte italiano, cuyos exponentes, en su mayoría, son de la región de Las Marcas. El Museo Nacional de Arte Decorativo, donde tiene lugar la muestra, fue otrora la residencia de la familia Errázuriz Alvear, representante de la alta oligarquía argentina, cuando este país era sumamente rico y considerado "granero del mundo". Las fotos ilustran el estado actual y en 1918.
El ámbito especial donde se llevó a cabo es un lugar privilegiado, conocido como el Palacio Errázuriz Alvear y desde la década del '20, Museo Nacional de Arte Decorativo. Su dueña era Josefina de Alvear de Errázuriz, como muestra la foto.
La muestra combina el arte italiano bajomedieval, renacentista, manierista, barroco, barroquista y romántico, en combinación con la colección privada de la familia Errázuriz Alvear, entre cuyas pertenencias se encuentran estatuas de mármol, potiches de porcelana, tapices belgas, cuadros de El Greco originales, platería del siglo XIX, todo en un palacio característico de Buenos Aires. Incluso cuenta, como parte de dicha colección, un antifonario medieval, un fragmento de columna mozárabe del año 900, trípticos, jarrones, etc.
El salón que ilustra la foto es el Salón de los Espejos, decorado a la francesa y con arañas auténticas de época. Los pisos son de parqué o mármol.
Por cuestiones de seguridad, no se permite sacar fotos en su interior, algunas de las cuales son divulgadas por internet con permiso de dicha institución.
Contemplar una Madonna de Rafael o un Cristo de Tiziano, sumado a la ornamentación art-decó franco-argentina de principios del siglo XX es todo un paseo digno de realizar.

A continuación, unas fotos del Museo-Palacio Errázuriz y de la muestra italiana. Uno no sabe con qué quedarse..., pero sí dónde...
Tan pronto como se sube una gran escalera de mármol, esta estatua del mismo material, bajo la atenta mirada desde la mujer del cuadro, da la bienvenida.


La madre de la dueña de casa, en sus años mozos.
La escalera de mármol y pana bordó, en lo alto de la cual nos recibe la mencionada estatua.
Parte de la colección del Museo, perteneciente a la Familia Alvear.









En lo alto, cubierto de madera estilo Tudor, hay armas y una armadura original.
La entrada está en una esquina. Esto fue hasta la década del '20 una vivienda particular en Buenos Aires.
Nótese la chimenea a la izquierda: cabe un hombre parado.

 Una foto original de la década del '20. Abajo, detalle de la chimenea de la "sala" de estar.


















Este "Cristo con la Cruz" de El Greco perteneció a la colección privada de los Alvear.








Tiziano, Rafael, Rubens...