Páginas vistas en total

Amour courtois

Amour courtois
Drutz et "midons"
"...Entonces me verás...y mi muerte, más elocuente que yo, te dirá qué es lo que se ama cuando se ama a un hombre..." (Pedro Abelardo a Eloísa)

jueves, 29 de marzo de 2018

Una planta en Gonzalo de Berceo


En los documentos medievales se nota con frecuencia la mención de elementos de la vegetación cuando se trata de deslindar una propiedad. Un ejemplo es una heredad de Madriz (Badarán), cerca de San Millán de la Cogolla, que don Aznar Pérez vendió al abad Juan Sánchez de San Millán en 1242, (DL 94) 
"uendemos a muertas a uos, don Juan Sanchez, abbat de Sant Millan, por .xxx.ª morauedis quanta heredat auemos en Madriz e en todo su termino, connonbradamientre la heran de Uarrio Espasso, con sus fructales e tierras e linares e nogueras... la carrera al sabuco dela Fonteziella... tres nozedos. Testes... el alcalde Fijot de Marhoial... de clerigos de Berceo: don Gonçaluo de Berceo, don Juan so ermano...".
Este trozo nos indica que en los alrededores de San Millán a mediados del siglo XIII había linos, nogales, saúcos, tal vez avellanos (nozedo, cpse nochizo), y un lugar nombrado por los marojos (Quercus petraea o árbol parecido) que crecían ahí. En AU 368 (1068), que da una lista de las heredades de San Martín de Grañón, encontramos referencias a las plantas siguientes: aulaga, carrasco, gamón, peral, endrino, aparte de viñas y majuelos. Por desgracia, todavía no tenemos un cartulario completo de San Millán a partir de 1076.


El caso de "borraja".
Borago officinalis.
Del latín *BORAGEA o *BORRAGEA por *BORAGO, -AGINIS.
Berceo describe el desliz de una abadesa. La fuente latina lo presenta en estos términos: el diablo consigue que la abadesa pierda su castidad, y como resultado, "ingrato conceptu gravidata est" .Berceo no traduce el texto literalmente, sino que emplea una expresión popular:
Pero la abbadessa cadió una vegeda,
fizo una locura qe es mucho vedada;
pisó por su ventana yerva fuert enconada,
quando bien se catido, fallóse embargada.
Milag. 507.
Daniel Devoto dedicó un estudio (Bulletin Hispanique, 59 (1957), págs. 5-25, ref. 12-16) a estos versos y por una serie de romances y canciones tradicionales pudo identificar la planta como la borraja. Aquí una muestra de la tradición:
Hay una hierba en el campo
que se llama la borraja,
y toda mujer que la pise
luego se siente preñada.
Amador de los Ríos (Historia crítica de la literatura española) cuenta cómo en un romance portugués, la princesa Ausenda, habiendo pisado la hierba en cuestión, queda embarazada y cómo el rey su padre la condena a la hoguera... pero se presenta un ermitaño que la hace tocar de nuevo la hierba, que tiene también la virtud de hacer parir sin dolor. Lo que hay que añadir a lo aducido por Devoto y Amador es que en la farmacopea medieval, la borraja en efecto tiene esta cualidad. Castore Durante cita unos versos antiguos sobre la borraja

Gaudia fert cordi, minuit Borago rigores
febris et horrores. ..
et faciles reddit partas, ducitque secundas.
DH, pág. 83.
Berceo, con intención creo, atribuye el parto sin dolor a la intervención de la Virgen, no a la virtud de la planta:
Al sabor del solaz de la Virgo preciosa,
non sintiendo la madre de dolor nulla cosa,
nació la creatura, cosiella muy fermosa...
Milag. 533.
Como se descubre en muchos casos, las tradiciones populares reflejan las doctrinas oficiales de la medicina clásico-medieval, que se encuentra en los herbarios desde Dioscórides (5) hasta el siglo XVII. Esto es lógico si consideramos que los campesinos se ganaban algún dinero recogiendo plantas silvestres para los boticarios, lo cual explica su familiaridad con gran parte de la flora. Además, había toda una tradición folklórica de remedios y tónicos botánicos.
[...]

BERCEO Y LA RIOJA MEDIEVAL: UNOS APUNTES BOTANICOS. BRlAN DUTTON. Fuente: Biblioteca Gonzalo de Berceo, página web.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Florencia Pinar

CANCIÓN DE UNA DAMA QUE SE DIZE FLORENCIA PINAR


  ¡Ay!, que ay quien más no bive
porque no ay quien d’¡ay! se duele,
y si ay, ¡ay! que recele,
ay un ¡ay! con que s’esquive
quien sin ¡ay! bevir no suele                                           

  Ay plazeres, ay pesares,
ay glorias, ay mil dolores,
ay, donde ay penas d’ amores,
muy gran bien si d’él gozares.
Aunque vida se cative,         
si ay quien tal ¡ay! consuele,
no ay razónr que se cele,
aunque ay con que s’ esquive
quien sin ¡ay! bevir no suele.



OTRA CANCIÓN DE LA MISMA SEÑORA A UNAS PERDICES QUE LE ENBIARON BIUAS

  D’estas aves su nación
es cantar con alegría,
y de vellas en prisión
siento yo grave passión,
sin sentir nadie a mía.                                               

   Ellas lloran que se vieron
sin temor de ser cativas,
y a quien eran más esquivas
essos mismos las prendieron.
Sus nombres mi vida son,                             
 que va perdiendo alegría,
y de vellas en prisión
siento yo grave passión,
sin sentir nadie la mía.

OTRO MOTE

Mi dicha lo desconcierta.



GLOSA DE FLORENCIA

  Será perderos pediros
esperança qu′es incierta,
pues quanto gano en serviros
mi dicha lo desconcierta.

  Cresce quando más va más 
un quereros que me haze
consentir, pues c′a vos plaze
mis bienes queden atrás. 
Mas verés con mis sospiros
la pena más descubierta,     
pues quanto gano en serviros
mi dicha lo desconcierta.



Siglo XV.


UNED, “Doña Mayor Arias” en Poesía castellana medieval.  En línea: 

Christine de Pizan: La Ciudad de las Mujeres

"Sentada un día en mi cuarto de estudio rodeada toda mi persona de los libros más dispares, según tengo costumbre, ya que el estudio de las artes liberales es un hábito que rige mi vida, me encontraba con la mente algo cansada, después de haber reflexionado sobre las ideas de varios autores. Levanté la mirada del texto y decidí abandonar los libros difíciles para entretenerme con la lectura de algún poeta.  

 Estando en esa disposición de ánimo, cayó en mis manos cierto extraño opúsculo, que no era mío sino que alguien me lo había prestado. Lo abrí entonces y vi que tenía como título Libro de las Lamentaciones de Mateolo. Me hizo sonreír, porque, pese a no haberlo leído, sabía que ese libro tenía fama de discutir sobre e! respeto hacia las mujeres. Pensé que ojear sus páginas podría divertirme un poco, pero no había avanzado mucho en su lectura, cuando mi buena madre me llamó a la mesa, porque había llegado la hora de la cena. Abandoné al instante la lectura con e! propósito de aplazarla hasta el día siguiente. Cuando volví a mi estudio por la mañana, como acostumbro, me acordé de que tenía que leer el libro de Mateolo. Me adentré algo en el texto pero, como me pareció que el tema resultaba poco grato para quien no se complace en la falsedad y no contribuía para nada al cultivo de las cualidades morales, a la vista también de las groserías de estilo y argumentación, después de echar un vistazo por aquí y por allá, me fui a leer el final y lo dejé para volver a un tipo de estudio más serio y provechoso. Pese a que este libro no haga autoridad en absoluto, su lectura me dejó, sin embargo, perturbada y sumida en una profunda perplejidad. Me preguntaba cuáles podrían ser las razones que llevan a tantos hombres, clérigos y laicos, a vituperar a las mujeres, criticándolas bien de palabra bien en escritos y tratados. No es que sea cosa de un hombre o dos, ni siquiera se trata de ese Mateolo, que nunca gozará de consideración porque su opúsculo no va más allá de la mofa, sino que no hay texto que esté exento de misoginia. Al contrario, filósofos, poetas, moralistas, todos -y la lista sería demasiado larga- parecen hablar con la misma voz para llegar a la conclusión de que la mujer, mala por esencia y naturaleza, siempre se inclina hacia el vicio. Volviendo sobre todas esas cosas en mi mente, yo, que he nacido mujer, me puse a examinar mi carácter y mi conducta y también la de otras muchas mujeres que he tenido ocasión de frecuentar, tanto princesas y grandes damas como mujeres de mediana y modesta condición, que tuvieron a bien confiarme sus pensamientos más íntimos.  

Me propuse decidir, en conciencia, si el testimonio reunido por tantos varones ilustres podría estar equivocado. Pero, por más que intentaba volver sobre ello, apurando las ideas como quien va mondando una fruta, no podía entender ni admitir como bien fundado el juicio de los hombres sobre la naturaleza y conducta de las mujeres. Al mismo tiempo, sin embargo, yo me empeñaba en acusarlas porque pensaba que sería muy improbable que tantos hombres preclaros, tantos doctores de tan hondo entendimiento y universal clarividencia -me parece que todos habrán tenido que disfrutar de tales facultades- hayan podido discurrir de modo tan tajante y en tantas obras que me era casi imposible encontrar un texto moralizante, cualquiera que fuera el autor, sin toparme antes de llegar al final con algún párrafo o capítulo que acusara o despreciara a las mujeres. Este solo argumento bastaba para llevarme a la conclusión de que todo aquello tenía que ser verdad, si bien mi mente, en su ingenuidad e ignorancia, no podía llegar a reconocer esos grandes defectos que yo misma compartía sin lugar a dudas con las demás mujeres. Así, había llegado a fiarme más del juicio ajeno que de lo que sentía y sabía en mi ser de mujer. Me encontraba tan intensa y profundamente inmersa en esos tristes pensamientos que parecía que hubiera caído en un estado de catalepsia. Como el brotar de una fuente, una serie de autores, uno después de otro, venían a mi mente con sus opiniones y tópicos sobre la mujer. Finalmente, llegué a la conclusión de que al crear Dios a la mujer había creado un ser abyecto. No dejaba de sorprenderme que tan gran Obrero haya podido consentir en hacer una obra abominable, ya que, si creemos a esos autores, la mujer sería una vasija que contiene el poso de todos los vicios y males. Abandonada a estas reflexiones, quedé consternada e invadida por un sentimiento de repulsión, llegué al desprecio de mí misma y al de todo el sexo femenino, como si Naturaleza hubiera engendrado monstruos.[…]
Aquí acaba el libro. Cristina se dirige a todas las mujeres 

-Honorables damas, alabado sea Dios porque queda nada la construcción de nuestra Ciudad que os acogerá a Vosotras que os preciáis de virtud, dignidad y fama, seréis acogidas en una Ciudad levantada y edificada para todas las mujeres de mérito, las de ayer, hoy y mañana. […]  Vosotras, queridas amigas casadas, no os indignéis por tener que estar sometidas a vuestros maridos, porque el interés propio no siempre reside en ser libre; […] La que tenga un marido bueno, razonable y que la quiere con verdadero amor, que dé gracias a Dios, porque no es poco favor este sino el mayor bien que en la tierra pueda disfrutarse, que lo cuide con afecto y lo siga queriendo y ambos vivan en harmonía una larga vida bajo la protección divina. La que tenga un marido que no sea ni bueno ni malo, que se dé por contenta de no tener uno peor, mientras que la mal casada debe intentar arrancar a su marido de la perversidad, hacer que vuelva a una conducta razonable si es posible y si no ella verá premiados sus esfuerzos en su vida espiritual y todos la defenderán. […] 
 Finalmente, a todas vosotras, mujeres de alta, media y baja condición, que nunca os falte conciencia y lucidez para poder defender vuestro honor contra vuestros enemigos. Veréis cómo los hombres os acusan de los peores defectos, ¡quitadles las máscaras, que nuestras brillantes cualidades demuestren la falsedad de sus ataques! Así podréis decir con el salmista: «La iniquidad del malo recaerá sobre su cabeza». 
Rechazad a los hipócritas que se valen de las armas de la seducción y de falsos discursos para robaros vuestros más preciados bienes, el honor y una hermosa fama. Huid, damas mías, huid del insensato amor con que os apremian. Huid de la enloquecida pasión cuyos juegos placenteros siempre terminan en perjuicio vuestro. Desgraciadamente esa es la verdad, no os dejéis persuadir de lo contrario. Acordaos de cómo los hombres os tienen por frágiles, frívolas, fácilmente manejables y en la caza amorosa os tienden trampas para cogeros en sus redes como animales salvajes."

 Bibliografía:
PIZÁN, Cristina de, La Ciudad de las Damas, ed. Marie-José Lemarchand, Madrid, Siruela, 2000, pp. 63-70 y 272-274.  En línea:  

sábado, 10 de febrero de 2018

La Querella de las Mujeres y Teresa de Cartagena



Con ese nombre se conoce al debate literario, académico e histórico llevado a cabo en casi toda Europa desde fines de la Edad Media hasta la Revolución Francesa: siglos XV al XVIII. Ese largo y complejo proceso pone de relieve el pensamiento secular de la inferioridad de la mujer con respecto al hombre, que, valiéndose de la cuestión física, traslada esta diferencia a la intelectual, sentimental y espiritual para justificar el ejercicio del poder en todos los ámbitos. Esta Querella surgió como respuesta a una "masculinidad inquieta" relacionada con el creciente poder femenino. Leonor López de Córdoba, Teresa de Cartagena, Hildegarda de Bingen y Christine de Pizan son algunas de las precursoras que dejaron por escrito sus inquietudes y quejas, a menudo escudadas en la captatio benevolentiae. 


Dice Teresa de Cartagena:

"Maravíllanse las gentes de lo que en el tractado escreuí e yo me maravillo de lo que en la verdad callé; mas no me maravillo dudando ni fago mucho en me maravillar creyendo. Pues la yspirençia me faze çierta e Dios de la verdad sabe que yo no oue otro Maestro ni me consejé con otro algund letrado, ni lo trasladé de libros, como algunas personas con maliçiosa admiraçión suelen dezir. Mas sóla ésta es la verdad: que Dios de las ciencias, Señor de las virtudes, Padre de las misericordias, Dyos de toda consolación, el que nos consuela en toda tribulación nuestra, Él solo me consoló, e Él solo me enseñó, e Él solo me leyó" 


Lejos de considerar a la mujer como inferior, Teresa le atribuye la complementariedad con respecto al varón. En la dicotomía espacial exterior/interior, se ve representada la masculinidad/femineidad y la expresa en la metáfora de la corteza y el meollo. La preeminencia física del hombre no implica una espiritual o intelectual.


Dice Teresa “la fortaleza e rezidunbre de las cortezas guardan e conservan el meollo...”. El hombre/corteza protege a la mujer/meollo, la cual, a su vez, lo nutre y fortalece. Así como las plantas necesitan de ambas partes para su preservación, del mismo modo la humanidad necesita del hombre y la mujer. El meollo debe ser protegido para poder cumplir con su función nutriente: en el interior (de las plantas / casas) se dispone todo lo necesario para que el ciclo vital continúe su rumbo; afuera, en la corteza / calle está el ámbito propiamente masculino, con su función protectora y proveedora de materias primas que el interior se ocupará de elaborar.  





Bibliografía:

  • Cartagena, Teresa de. "Arboleda de los enfermos" y "Admiración operum Dey". Cortés Timoner, María Mar. Teresa de Cartagena: primera escritora mística en lengua catellana. Málaga: Universidad de Málaga/Atenea, 2004, pp. 263-275.
  • Vidal, Mónica. "Los espacios en la obra de Teresa de Cartagena".  IX Congreso Argentino de Hispanistas, 27 al 30 de abril de 2010, La Plata. El hispanismo ante el bicentenario. Disponible en Memoria Académica. http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/trab_eventos/ev.1182/ev.1182.pdf 

martes, 27 de diciembre de 2016

VIII JORNADAS DE ESTUDIOS CLÁSICOS Y MEDIEVALES

VIII JORNADAS DE ESTUDIOS CLÁSICOS Y MEDIEVALES
Amor y metamorfosis de la Antigüedad a la Edad Media
18-20 de septiembre de 2017
Universidad Nacional de La Plata-CONICET


   Las VIII Jornadas de Estudios Clásicos y Medievales están organizadas por el Centro de Estudios Latinos, en colaboración con la cátedra de Literatura Española Medieval y el Centro de Teoría y Crítica Literarias, integrados en el IdIHCS (Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales – UNLP/ Conicet), con el auspicio de las Secretarías de Posgrado y de Investigación de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de La Plata, la Asociación Argentina de Estudios Clásicos (AADEC) y la Sociedad Argentina de Hispanistas.
Comisión Organizadora
            Lía Galán
            Gloria Chicote
            Pablo Martínez Astorino
            Santiago Disalvo


1. Presentación

   El estudio del pasado tiene en América, y en especial en Argentina, la particular condición de remitir a la compleja y larga historia de otro continente que necesariamente adoptamos como parte fundamental de nuestra cultura. Del castellano al latín y las lenguas que de él surgen, circulamos en una cultura heterogénea y peregrina, cuyas raíces se alejan del espacio que aceptamos como originario para hundirse en otros continentes. Así, la cultura es el diálogo incesante que se construye en movimiento, donde se aceptan, se amplían, se reformulan, se discuten, se rechazan o se corrigen ideas, conocimientos, creencias, emociones, experiencias, presentes desde el pasado y sin cortes, al modo de un carmen perpetuum. Esta reunión intenta, como en ocasiones anteriores, presentar aspectos de este diálogo en la dinámica de la transmisión, tomando como eje la Latinidad en sus distintos momentos y realizaciones.

2. Temario general

a. Amor y metamorfosis de la Antigüedad a la Edad Media: antecedentes y proyecciones en el Bimilenario de Ovidio                           

b. Otros:
- La cultura romana (literatura, filosofía, historia, arte, etc.) y su diálogo con Grecia
- La cultura griega y sus proyecciones en Roma y en el Medioevo
- Diálogos intertextuales en la literatura latina
- La literatura española y su diálogo con la antigüedad clásica
- Los textos medievales y su diálogo con la antigüedad clásica
- El arte medieval y sus relaciones con el pasado romano
- El pasado y el presente: la tradición clásica en la literatura europea y americana   

El encuentro, como en las siete ocasiones anteriores, convoca a los estudiosos de la cultura antigua y medieval, en sus diversas manifestaciones y en sus variadas formas de interrelación. La convocatoria incluye, asimismo, a investigadores de otras áreas interesados en el estudio de las conexiones culturales entre lo antiguo y lo moderno, en sus múltiples aspectos. De este modo, renovamos un espacio de comunicación entre los estudios de las producciones culturales griegas, latinas y medievales, y las manifestaciones posteriores que las refieren, con esta propuesta de fértil diálogo científico entre investigadores de áreas afines.

3. Aspectos de la organización

El programa de las Jornadas incluye diversos tipos de exposiciones:

  1. Conferencias, cursos y paneles (expositores invitados)

  1. 1. Comisiones de lectura de comunicaciones y 2. Foros de investigación (convocatorias abiertas)

b.1. Comisiones de lectura de Comunicaciones:

Las comunicaciones deberán tener una extensión de 8 (ocho) carillas máximo; la página final incluirá las notas (notas al final) y la bibliografía, en formato A4, a espacio y medio en tipo Times New Roman 12 (Times New Roman 10 en notas). Esto significa que el cuerpo del trabajo se ajustará a las 7 (siete) carillas, reservándose la página 8 para los datos restantes. En consecuencia, cada expositor dispondrá de 15 (quince) minutos de exposición y entre 5 (cinco) y 10 (diez) minutos para la discusión de lo expuesto, al cabo de la sesión correspondiente.

 b.2. Foros de investigación

Exposición de proyectos de investigación institucionalmente acreditados, en sus dos modalidades:

I.                   Proyectos colectivos

La exposición estará a cargo del director, co-director o investigador responsable del Proyecto, quien presentará:
-          Fundamentos e hipótesis de la investigación
-          Originalidad y aportes
-          Resultados alcanzados y proyecciones de la investigación
-          Fuentes de financiación y recursos
Los miembros integrantes del Proyecto podrán realizar breves exposiciones dentro del límite de tiempo prefijado.
Tiempo de exposición: 20 (veinte) minutos

II.                Proyectos individuales

Este grupo comprende investigadores del Conicet, CIC, Ancyt, doctorandos y becarios que no participen con la misma investigación de un proyecto inscripto en la categoría I. Proyectos colectivos. Se presentarán:
-          Fundamentos e hipótesis de la investigación
-          Originalidad y aportes
-          Resultados alcanzados y proyecciones de la investigación
Tiempo de exposición: 10 (diez) minutos

ENVÍO DE RESÚMENES
Plazo de envío de los resúmenes: viernes 7 de julio de 2017, enviados al centrodeestudioslatinos@yahoo.com.ar  con VIII Jecym en “Asunto”.
Características: Mínimo 150 palabras, máximo 250 palabras. Debe incluir una bibliografía básica de 10 títulos máximo.

XII Jornadas Internacionales de Literatura Española Medieval

La Celestina y "lo celestinesco"
Homenaje al Prof. Joseph Thomas Snow
Pontificia Universidad Católica Argentina
“Santa María de los Buenos Aires”
Buenos Aires,  
23, 24 y 25 de agosto de 2017




El Departamento de Letras y la Cátedra de Literatura Española Medieval de la Facultad de Filosofía y Letras de la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” convocan a especialistas, investigadores y docentes a las DUODÉCIMAS JORNADAS INTERNACIONALES DE LITERATURA ESPAÑOLA MEDIEVAL, que se llevarán a cabo los días miércoles 23, jueves 24 y viernes 25 de agosto de 2017 en el Campus Universitario de Puerto Madero, Avda. Alicia Moreau de Justo 1500 (C1107AFD), Ciudad de Buenos Aires, República Argentina.
En esta edición, el eje vertebrador girará sobre La Celestina atribuida a Fernando de Rojas, pero no se limitará a esta obra sino que incluirá tanto sus antecedentes como la larga, nutrida y diversificada descendencia que se relaciona, de diversos modos, con la Tragicomedia de Calixto y Melibea a través de los siglos.
La particularidad de este encuentro es que se celebrará como homenaje al máximo estudioso y conocedor de la obra atribuida a Rojas y del universo de discursos emparentados con ella conocido como “lo celestinesco”: el insigne hispanista Joseph Thomas Snow (Michigan State University, Estados Unidos de América). Estas Jornadas intentan así ser un acto de reconocimiento de toda la comunidad académica por la ingente e imprescindible labor realizada por el Profesor Snow y, en particular, de los organizadores de estas Jornadas Internacionales de Literatura Española Medieval, por la valiosa participación y el activo apoyo que él les ha brindado, ininterrumpidamente, desde la segunda edición (1987) hasta la undécima (2014).
Tanto La Celestina como “lo celestinesco” permiten continuar con la modalidad de las Jornadas dedicadas al Quijote (2005), a Amadís de Gaula (2008), al Cancionero General de Hernando del Castillo (2011) y a los relatos de viajes (2014), que consistió en una apertura hacia la influencia ejercida por formas, temas, motivos y arquetipos de la Edad Media más allá de esta época, al igual que a la inclusión de discursos diferentes del literario como el cine, la ópera, el ballet, las artes plásticas, etc. Por lo tanto, estarán abiertas, como las cuatro anteriores, a un grupo muy amplio de investigadores y no solamente a medievalistas y especialistas en literatura.

Las cinco grandes áreas dentro de las que se inscribirán los trabajos son:

1. Se mantiene, como en todas las convocatorias anteriores, el amplísimo temario correspondiente al campo propio de la Literatura Española Medieval, desde sus orígenes hasta el siglo xv.
2. La Celestina atribuida a Fernando de Rojas.
3. Antecedentes y proyecciones de La Celestina atribuida a Fernando de Rojas.
4. Presencia de “lo celestinesco” en textos de diferentes coordenadas espacio-temporales, géneros y autores.
5. Presencia de La Celestina y “lo celestinesco” en otros discursos (ópera, cine, artes plásticas, etc.).

Agradeceremos, por lo tanto, a nuestros colegas especializados en el medievalismo hispánico que den la mayor difusión posible a esta convocatoria entre todos aquellos que puedan estar interesados en alguno de los temas que vienen a sumarse a los ya habituales.


Otras características de las ediciones anteriores que se conservan son las siguientes:
a)      Como extensión de las Jornadas, se desarrollará un Seminario de Posgrado sobre La Celestina y “lo celestinesco”. Nos complacemos en anunciar que será dictado por el Profesor Joseph Thomas Snow.
b)      Se aceptarán textos escritos en portugués y podrán ser leídos en dicha lengua, pero la condición es que el resumen y las palabras clave sean enviados en castellano y en inglés.
c)      Habrá comisiones destinadas a la presentación de trabajos de estudiantes universitarios, que deberán contar con el aval firmado por un profesor.
d)     Todos los resúmenes recibidos serán evaluados por un comité convocado ad hoc.
e)      Entre aquellas ponencias que sean leídas durante las Jornadas, un comité seleccionará las que aparecerán publicadas, como de costumbre, en la colección Studia Hispanica Medievalia.

La conferencia inaugural estará a cargo del homenajeado, Profesor Joseph Thomas Snow. Asimismo, han confirmado su participación el Profesor José Luis Canet (Universidad de Valencia, España), la Profesora Marjorie Ratcliffe (University of Western Ontario, Canadá) y el Profesor Jorge A. Dubatti (Universidad de Buenos Aires).


Resumen:

Deberá remitirse antes del lunes 20 de marzo de 2017 a la dirección electrónica que figura al pie de esta circular un resumen de no más de 250 palabras acompañado de cinco palabras clave; ambos ítems se redactarán tanto en español como en inglés. Se incluirán asimismo los siguientes datos:

i)               título del trabajo;
ii)             nombre completo del autor o los autores;
iii)           lugar o lugares de trabajo;
iv)           domicilio;
v)             teléfono;
vi)           dirección de correo electrónico.

Entre el lunes 3 y el viernes 7 de abril de 2017 las autoridades de las jornadas comunicarán qué propuestas han sido aceptadas por el comité evaluador.



Ponencia:

Deberá remitirse indefectiblemente hasta el lunes 31 de julio de 2017 a la dirección que figura al pie de esta circular el texto completo de la ponencia propuesta. Se ruega observar las siguientes normas:

  1. Tamaño de hoja A4.
  2. Letra Times New Roman, tamaño 12 para el cuerpo del trabajo, las citas y la bibliografía, y tamaño 10 para las notas.
  3. Doble espacio para el cuerpo del trabajo y la bibliografía, simple espacio para las citas y las notas.
  4. Notas al final del documento.
  5. Extensión máxima de 10 páginas, excluyendo notas y bibliografía.
  6. En la primera página deberán constar, en este orden, el título del trabajo, el nombre completo del autor o los autores, su lugar o lugares de trabajo y dirección de correo electrónico.
  7. Se recomienda encarecidamente la adopción del sistema de referencia bibliográfica autor-año-página o bien autor-título abreviado-página.

Se aceptarán ponencias firmadas por más de un autor, pero cada uno deberá formalizar su inscripción de modo individual.


Aranceles:

Las categorías de participantes y los aranceles correspondientes son los que siguen:

1. Expositores en general: $ 1.200 (mil doscientos pesos argentinos).
2. Expositores alumnos NO UCA*: $ 700 (setecientos pesos argentinos).
3. Expositores alumnos UCA*: $ 300 (trescientos pesos argentinos).

4. Asistentes en general: $ 400 (cuatrocientos pesos argentinos).
5. Asistentes alumnos UCA*: Sin cargo.
* Por Alumno se entiende todo aquel que cursa una carrera universitaria de grado.



La inscripción de expositores y asistentes se realizará en línea desde nuestra página web institucional. En una próxima circular se dará a conocer el link necesario a tales efectos y un instructivo sobre el trámite de inscripción y pago del arancel, así como otras informaciones necesarias.


jueves, 25 de junio de 2015

VI Congreso Internacional de Literatura, Estética y Teología

El amado en el amante
 Figuras, textos y estilos del amor hecho historia
 17, 18 y 19 de mayo de 2016
 Primera circular

La Facultad de Filosofía y Letras y la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina, la Asociación Latinoamericana de Literatura y Teología (ALALITE) y el Seminario Interdisciplinario Permanente de Literatura, Estética y Teología (SIPLET) lo convocan a Usted a participar en el VI Congreso Internacional de Literatura, Estética y Teología que se llevará a cabo los días 17, 18 y 19 de mayo del año 2016 en el Campus Puerto Madero de la Universidad Católica Argentina (Av. Alicia Moreau de Justo 1500, Ciudad de Buenos Aires).
El hombre, las artes, el pensamiento, la música, los ritos. Todas estas realidades dan testimonio del amor como centro de la vida humana. Un centro dinámico donde todo se origina y hacia donde todo fluye. De ahí la fuerza irresistible de su atracción como lo expresa "El amor nunca cesa", vitral de Sieger Köder elegido como ícono de nuestro encuentro.
Entre estas realidades se encuentran en primer lugar las figuras vivas: personas destacadas cuya genialidad excede su entorno cultural y se proyectan como clásicos hacia la posteridad por medio de sus obras. Pero también personajes literarios y bíblicos, que desde su profundidad irradian sentido. De fondo, opera el concepto de figura forjado por H. U. von Balthasar.
En segundo lugar, proponemos pensar en textos que expresen el amor hecho historia: escritos emblemáticos, pero también  vidas y acciones entendidas como textos, de acuerdo con la propuesta de la fenomenología y hermenéutica explorada por Paul Ricoeur entre otros.
En tercer lugar, consideramos como estilos aquellas propuestas que resultaron, por su originalidad,  fundadoras de nuevos caminos de ser y pensar.
Sobre estas tres instancias del amor hecho historia –figuras, textos y estilos– se dibuja la estructura del congreso. El primer día, girará en torno a diversas figuras que encarnaron la intimidad poblada del amor hasta ser transformados por ella. El segundo, concentrará su atención en la capacidad que tienen los textos –sea en la palabra poética u otros lenguajes artísticos–  de perpetuar esta experiencia viva. Finalmente, el tercer día celebrará la capacidad del amor para reconfigurar el pensamiento forjando un estilo propio, con sus desafíos y oportunidades. 
De acuerdo con esto, proponemos presentar las comunicaciones con estos tres ejes:
1.      Figuras del amor hecho historia
2.      Textos del amor hecho historia
3.      Estilos del amor hecho historia
El título y el resumen (que no deberá exceder las 300 palabras)  se reciben hasta el 15 de diciembre  de 2015 en la siguiente dirección:  congresoliteraturateologia2016@gmail.com.  En dicho resumen se incluirán los siguientes datos: título del trabajo, nombre del autor o autores, lugar o lugares de trabajo, domicilio, teléfono, correo electrónico. Las ponencias deben entregarse al mismo e-mail antes del 15 de abril de 2016, en letra Times New Román Nº 12, siguiendo las normas MLA, a doble espacio y no deberán  exceder las 8 páginas. Las mismas deben estar escritas en la lengua materna del ponente. Se solicita también el texto traducido al español en formato digital. 
Se aceptarán ponencias firmadas por más de un autor, pero cada uno deberá formalizar su inscripción de forma individual. 
En próximas circulares se darán a conocer mayores precisiones sobre categorías de participantes, aranceles, modalidades de inscripción y de pago, alojamiento y demás informaciones sobre la organización del congreso.
Saludamos a Ud. atentamente. 
Pbro. Dr. Alejandro Bertolini
  Vicepresidente ALALITE
    Facultad de Teología                       
    Dra. Cecilia Avenatti de Palumbo
      Presidente ALALITE

      Facultad de Filosofía y Letras y Teología